P. ¿Por qué THIEL utiliza impulsores de cono y cajas de gabinete en vez de paneles, listones o membranas?

R. Cuando se fundó THIEL Audio, el diseñador Jim Thiel experimentó con muchos diseños con el fin de decidir qué tipo de altavoz deseaba fabricar. Llegó a la conclusión de que si bien los altavoces dinámicos (cono) estaban muy lejos de ser perfectos, los problemas que presentaban no eran inherentes y podían solucionarse, mientras que los altavoces de membrana presentaban limitaciones fundamentales que no podían superarse, en particular en lo concerniente a la capacidad de salida en función del tamaño y la extensión de graves.

Además, los altavoces de membrana, debido a su gran área de radiación, ofrecían una mala dispersión de energía a través del área de sonido, en especial a frecuencias altas. La radiación bipolar de los altavoces de membrana genera una energía no natural y fuera de fase dentro de la habitación, y como resultado su ubicación en la habitación se convierte en un factor crítico, varía bastante el rendimiento de graves y la proyección de imágenes, se hace más problemática la colocación cerca de las paredes y se obscurece cierta parte de la información de la imagen.

En la opinión de THIEL, la reproducción natural espacial requiere la creación de un campo de sonido realista dentro de la habitación simulando las propiedades de la fuentes naturales de sonido. Estas propiedades incluyen la radiación en un área extensa y la ausencia de energía fuera de fase. Para cumplir con estos requisitos, todos los altavoces THIEL emplean impulsores dinámicos. Una ventaja de los impulsores dinámicos es que brindan un patrón de radiación de fuente puntual con una buena dispersión de sonido sobre un área extensa, gran capacidad dinámica, buena capacidad de grave y ausencia de energía hacia atrás fuera de fase. Otra ventaja de los impulsores dinámicos es que su tamaño pequeño permite disponer de varios impulsores en una línea vertical. Esta alineación evita el problema de colocación lado a lado de los impulsores, la cual ocasiona que las distancias de cada impulsor hacia el oyente cambien con las diferentes posiciones de este último.

Las mayores desventajas potenciales de los altavoces dinámicos son las resonancias del diafragma ("rompimiento del cono"), las resonancias en el gabinete y la difracción en el mismo. Además, comparten con otros altavoces los problemas potenciales de error en tiempo y fase, que son introducidos por los diversos impulsores y sus divisores de frecuencia. Ninguno de estos problemas es una limitación fundamental y todos pueden reducirse al máximo o eliminarse mediante un diseño cuidadoso e innovador.

| Inicio | Novedades | Productos | Preguntas frecuentes | Contacto THIEL | English Home |